ONU distingue a proyecto de Softys por buenas prácticas sostenibles

Escrito por el 09/07/2021

Naciones Unidas seleccionó en su programa de Buenas Prácticas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) el proyecto Softys Water Challenge, que busca premiar los avances e historias de éxito que están contribuyendo a la Agenda 2030 fijada por la organización internacional.

Softys, filial de productos de higiene y cuidado personal de CMPC, compartió este reconocimiento en el marco del evento de lanzamiento de su Reporte de Sostenibilidad 2020, en el que muestra su gestión en materia ASG (Ambiental, Social y de Gobernanza) en los ocho países de Latinoamérica en los que tiene operaciones productivas: Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, Perú y Uruguay.

Nicole Sansone, gerente corporativo de Sostenibilidad de Softys señala que “nos enorgullece mucho recibir este reconocimiento, el cual está directamente alineado a nuestro objetivo de potenciar el desarrollo de las comunidades locales, a través de la higiene y salud. Además, es una iniciativa que conecta con los esfuerzos que estamos haciendo en nuestros propios procesos de eficiencia hídrica, gestión de riesgos asociados al agua y trabajo con la cadena de suministro, entre otros”.

Soluciones parten en Chiloé

La empresa también señaló que Softys Water Challenge está en su primera fase de implementación de soluciones en América Latina, luego de que en 2020 se llevara a cabo un concurso en alianza con el Centro de Innovación UC y Fundación Amulén, que tuvo como objetivo buscar emprendimientos y startups dedicados a la innovación en agua que mejoren el acceso a este recurso básico en las comunidades más vulnerables de la región.

En 2020 el certamen, que convocó a 400 soluciones de todo el mundo, permitió acelerar 19 proyectos con el apoyo del Centro de Innovación de la Universidad Católica, y premió a las tres mejores iniciativas: Isla Urbana (México), Remote Water (Chile) y Watergen (Israel).

La implementación del proyecto tendrá lugar –en esta primera fase- en cuatro comunidades de la región, ubicadas en Chile, Perú y Brasil.

La primera de ellas, cuya implementación tuvo lugar durante los meses de mayo y junio de este año, se realizó en la Isla Caucahué, ubicada en el archipiélago de Chiloé, cercana a la localidad de Quemchi. La comunidad de esa localidad está conformada por 16 familias, las cuales hasta la realización de este proyecto no contaban con agua potable, a pesar de ser un lugar donde el problema no tenía que ver con la escasez hídrica, sino con el aislamiento y la falta de infraestructura.

En Isla Caucahué se instalaron las soluciones de la startup mexicana Isla Urbana, la cual permite obtener agua potable a través de la recolección y tratamientos de aguas lluvias, la cual se ajustaba muy bien a las características de la zona.

La otra implementación de Softys Water Challenge en Chile está desarrollándose en la localidad de Lumaco, en la Región de la Araucanía favoreciendo a 36 familias de la zona con la misma solución de Isla Urbana.

En los próximos meses también se estará desarrollando soluciones en la comunidad cercanas a las operaciones de Softys en otros países. Ese es el caso de Caieiras, en el Estado de Sao Paulo en Brasil, a través de la misma solución de recolección de aguas lluvias. En la provincia de Cañete, ubicado en las cercanías de Lima, Perú, se implementará la solución de la chileno–israelita Remote Waters, startup que provee una tecnología de purificación de agua de mar o subterránea, transformándola en agua potable, limpia y segura. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista