Imágenes que muestran cómo está Afganistán tras la toma del poder por los talibanes

Escrito por el 17/08/2021

La estampida militar que está arrastrando tras de sí a cada distrito de Afganistán desató el pánico entre propios y extraños. Los talibanes reclamaron el gobierno del país al momento de llegar a Kabul, donde los afganos se encontraron desprotegidos, pues días antes, el gobierno y el presidente aceptaron su destitución y salieron de ahí.

La entrada pacífica de los talibanes a la capital afgana desató terrores del pasado, pues su aparente calma y sus consignas de transición pacífica tan solo hicieron que la población temiera más la implacabilidad de un gobierno despótico y violento que no respeta las leyes de común convivencia.

Así como en la mayoría de los casos, el fracaso de las tropas americanas quiere justificarse desde la inversión monetaria que se ha hecho en un territorio que ellos tensaron hasta el límite y que ahora, como si no tuvieran vela en el entierro, fácilmente abandonan.

Mientras tanto, las consecuencias del conflicto armado, el terror y la muerte son las únicas cosas que se quedan con la población que menos recursos tiene. Así lo demuestra la última medida del gobierno americano en territorio afgano: controlar las vías aéreas. Su última pizca de control neurótico es decidir quién se queda y quién se va por medio de las armas y sin poner a disposición su presunción financiera para que las vías de escape sean accesibles a cada uno de los miles de afganos que buscan salir del país.

Gran parte de la preocupación de los afganos tiene que ver con viejas rencillas políticas que hicieron que los talibanes perdieran el control del país hace 20 años y permitieron la incursión de Estados Unidos en territorio oriental. Otra gran preocupación viene de la cultura claramente misógina que los talibanes imponen a las mujeres. Actualmente se cree que varias familias tratan de huir para poner a salvo a mujeres y niñas de los abusos que se puedan presentar en estos momentos en que la ley está suspendida y la confusión impera.

Negocios del centro de Kabul comienzan a desprenderse de las imágenes de mujeres con el rostro descubierto debido a las creencias de los talibanes en cuanto al atavío de las mujeres y su función social. La versión oficial de los talibanes es que respetarán a las mujeres e incluso las invitan a unirse al nuevo gobierno. Además, se sugiere que las niñas pueden seguir yendo a la escuela, pero nada es seguro.

La situación geopolítica parece tomar rumbos extraños pero bien definidos con el regreso de los talibanes al poder. Por un lado, Estados Unidos se retira y por el otro, la embajada rusa se queda. Además, China expresa las primeras palabras de apoyo y apertura al nuevo gobierno.

Ahora sí que aplica la canción que hace poco puso AMLO en su mañanera: “Los caminos de la vida no son como yo esperaba, no son como imaginaba, no son lo que yo creía”. Pues Al Qaeda y los talibanes fueron grupos militares insurgentes y radicales auspiciados por Estados Unidos para combatir las fuerzas soviéticas que durante los setenta controlaban al país centro asiático. Ironías de la vida y extraños movimientos territoriales que siguen tensando las relaciones entre las grandes potencias mundiales.

Mientras el caos y el pánico reina entre la población, los talibanes parecen disfrutar del estado de aparente sopor en que ha caído el país jugando en un parque de atracciones abandonado.

Al parecer, los talibanes gozan de la soledad de la ciudad ahora que muchos se agolpan en el aeropuerto intentando escapar y otros se encierran en sus casas. Incluso se divierten en las instalaciones del gimnasio del palacio presidencial que ahora ocupan.

Estas imágenes cargadas de cierto candor y tufo infantil impresionan aun más porque pueden percibirse cómo el presagio de una gran tormenta. En todas partes se pueden ver hombres armados como si nada estuviera pasando y como si nada hubiera pasado ya hace 20 años cuando regían con medidas severas sobre la zona.

¿Cómo reaccionar ante estos hombres a los que se les conoce por su radicalismo e intolerancia mientras sonríen y disfrutan del espacio abierto que ellos han creado con su avance militar? En cambio, otros huyen temerosos y acinados en aviones extranjeros, aquellos que siguen siendo muy pocos y que seguramente no son los más necesitados, que no son los que se treparon a las naves en movimiento y murieron.

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista