17 Historias acerca de Robin Williams que demuestran el espléndido ser humano que era

Escrito por el 21/08/2021

Robin Williams siempre será recordado por sus grandes actuaciones dramáticas y cómicas, pues en la pantalla grande nunca dejó de hacernos llorar, ya fueran lágrimas de risa o de tristeza. Su gran capacidad como actor lo llevó a quedarse en nuestros corazones con algunas de sus historias más entrañables como el doctor Patch Adams, el avezado psicólogo Sean Maguire de Una mente indomable o el inspirador profesor de literatura John Keating en La sociedad de los poetas muertos.

Pero Williams era tan cómico como solidario dentro y fuera de la pantalla, por eso debes conocer estas 17 anécdotas de usuarios de internet que nos cuentan el gran ser humano que fue junto a los enormes gestos y palabras que tuvo para las personas cuando más lo necesitaban.

1. Siempre valoraba el trabajo de los demás

Yo era un extra en ‘La sociedad de los poetas muertos’ y al final de nuestro último día de rodaje (que resultó ser la víspera de Año Nuevo), decidió entrar al auditorio donde estaban los extras (400 niños) y nos entretuvo durante 20 minutos enteros. Fue algo tan dulce, estoy seguro de que estaba cansado y quería estar con su familia, pero fue inolvidable para todos nosotros. Lo volví a encontrar y le dije cuánto apreciaba lo que hizo en el set y me dijo: ‘Oye, aprecio lo que tú hiciste’. Simplemente un hombre amable y dulce.

-Zooter

2. Podía convertir la tristeza en alegría

Viví en el área de la Bahía de San Francisco casi toda mi vida, así que hay muchas historias de la generosidad de Robin Williams. Había una familia que acababa de llegar del funeral de su abuela y se detuvieron en una tienda de donas para tomar un bocadillo y un café. Se podría decir que estaban molestos por su conversación sobre la limpieza de las pertenencias de su abuela de su hogar de ancianos; después de un tiempo, el hombre en la cabina de al lado (de espaldas a ellos) se levantó y se presentó, ¡y era Robin Williams! Preguntó si podía unirse a ellos y mencionó que había escuchado su conversación; les preguntó qué tipo de persona era su abuela y qué tipo de cosas le gustaba hacer. Después de unos minutos, los hizo reír y celebrar su vida, y cuando se fue, pagó sus donas y café.

-majorh

3. Daba todo de sí a los niños enfermos

Cuando tenía seis meses, tuve un caso muy grave de neumonía y casi muero. Mi familia y yo estábamos en el hospital en Navidad y Robin Williams entró en la habitación, habló con mis padres y mi hermano mayor, y me dio un juguete. Hizo eso por todos los niños en el hospital y así fue como el hombre pasó la Navidad: literalmente se escondió de la prensa porque no quería que se convirtiera en un gran evento mediático. Qué tipo tan fenomenal.

-elongb2015

4. Era una máquina de diversión

Conocí a Robin Williams después de una función de ‘El Tigre de Bengala’ en el zoológico de Bagdad; estaba muy callado, pero feliz de firmar autógrafos y tomarse fotos con nosotros. Luego vio a un niño de pie junto a mí y una sonrisa apareció en su rostro, era como si una luz se hubiera encendido en él súbitamente. Robin comenzó a hacer voces y a hacer bromas (incluso hizo trucos de ‘Aladdin’) para hacer reír al chico, ¡y funcionó a las mil maravillas! El niño comenzó a reír a carcajadas (al igual que el resto de nosotros); fue increíble poder ver tanto al artista como a la persona en ese encuentro. Es un recuerdo que siempre apreciaré.

-jeanhenegan

5. Hacía reír hasta a las abuelas más serias

Estuve en el aeropuerto de las Bahamas con toda mi familia hace unos 35 años; mi abuela, que tenía 80 años y era bastante tímida, llamó la atención de Robin Williams desde su silla cuando pasó por allí. Ella gritó: ‘¡Oh, me encanta tu trabajo!’ (Lo cual no era muy normal que ella dijera), luego él se agachó, le dio unas palmaditas en la mano y habló con ella durante unos cinco minutos. Ella nos lo presentó a todos y él sonrió y fue muy paciente. Nunca lo olvidaré porque la hizo muy feliz.

-apickleforanickel

6. Le encantaban los videojuegos

Cuando estaba filmando algo en Toronto, ‘trabajaba’ en nuestra tienda en Navidad vendiendo videojuegos para PC porque estaba aburrido y buscaba algo que hacer. Preguntó a los clientes en qué estaban metidos y luego regresó a nuestro LAB y les mostró los juegos. El 85 por ciento de las personas con las que trataba no tenían idea de quién era y simplemente asumieron que era un nerd, pero cuando alguien se dio cuenta, fue súper genial y dijo: ‘¡Shhhh, este es nuestro secreto!’. Como se estaba quedando en el hotel detrás de nuestra tienda, lo veíamos todo el tiempo; solía pasar junto a mi ahora esposa y decir: ‘¡Hola, hermosa!’ con su sudadera con capucha de Canada Goose abrochada como Kenny de South Park.

-CaptainofFTST

7. Hacía que todas las personas se sintieran importantes

Conocí a Robin Williams en el Festival de Cine de Sundance en una función de medianoche. Mi novio estaba en alguna parte, así que yo estaba sentada sola en mi asiento, mirando a mi alrededor. Finalmente me di la vuelta y sentado exactamente dos filas detrás de mí estaba Robin. Sonreí tanto que se echó a reír y me dijo: ‘¡Bueno, oye! ¡Encantado de verte!’. Y solo dije ‘Holaaaaa’. Después de eso, cada vez que me volvía, él decía,’¡Peekaboo!’ o algo al azar, me lanzaba una sonrisa que me derretía el corazón (era como si me sonriera Dios, no exagero). Tenía el don de hacer que una persona se sintiera como la persona más importante del mundo y, en ese momento, realmente lo necesitaba. Soy muy afortunada de haber tenido esa experiencia.

-natashafiga

8. Siempre estaba dispuesto a hacer reír a sus amigos

Robin Williams fue la persona más amable que he conocido en el montón de celebridades que he conocido. Estaba en un evento al que asistí como invitado; en el transcurso del tiempo, aceptó levantarse y hacer una serie de stand-up de media hora sin recibir nada a cambio. Después de su actuación, estaba tratando de conseguir un poco de agua; probablemente estaba cerca de los 100 grados, y lo detuvieron al menos 40 veces. Se quedó toda la noche, habló con todas las personas que querían charlar con él y fue el invitado perfecto de las celebridades: tomó fotografías, sonrió y firmó autógrafos para cada una de las personas presentes.

-tah4349

9. Combatió con risas la guerra en Afganistán

Había estado volando de base en base en Afganistán haciendo espectáculos para las tropas. Eran alrededor de las 9:00 p.m. cuando hizo su show para nosotros (que no terminaba hasta las 11:00 p.m.) y se quedó despierto una hora más tomando fotos, firmando autógrafos y haciendo bromas. Antes de irse, me preguntó si disfruté del programa y ​​cuando dije que sí, dijo: ‘Bien, porque parecías muy triste hoy’. Trabajé en el hospital de trauma y perdí a tres personas ese día. Vi su stand-up y lo recuperé como parte de mi tratamiento para los sobrevivientes cuando llegué a casa.

-Dying2Learn

10. Era genial y atento durante las filmaciones

Conocí a Robin Williams en 1992 cuando tenía 11 años; la escena de la piscina en ‘Mrs. Doubtfire’ se filmó en la piscina donde solía nadar cuando era niño. Una noche, estaba con un amigo en la piscina y pensamos que habíamos visto a Robin nadando; lo observamos de cerca desde 100 pies de distancia, tratando de averiguar si realmente era él. El hombre se paró en el borde de la piscina y nos miró, ¡y era él! Llevaba remos de natación en sus manos, así que después de que saludamos, inmediatamente entró en personaje y aplaudió con los remos, nos ladró como una foca y nos devolvió el saludo. Salió de la piscina y se acercó a nosotros, donde le contamos nuestras películas favoritas. Luego firmó un par de autógrafos, le agradecimos su tiempo y se fue al vestuario. Nunca olvidaré ese momento. Qué tipo tan genial e hilarante.

-bonyponyride

11. Le encantaba hacer snowboard y chistes

Me estaba poniendo las botas de snowboard y resultó que Robin Williams estaba sentado a mi lado poniéndose las suyas también. Yo tenía 14 años en ese momento y solo lo conocía como la Sra. Doubtfire, así que le susurré a mi mamá: ‘¡Mamá, es la Sra. Doubtfire!’. Él comenzó a reír y a hablarme con la voz de la Sra. Doubtfire y a citar la película, luego comenzó a hacer voces y citar líneas de sus otras películas. Fue un momento tan surrealista y él era un tipo súper agradable.

-bm22

12. Sacaba risas a los más pequeños

Leí una historia en Internet sobre una persona que estaba en una fila y tenía un bebé en un cochecito que se reía y reía como un loco. Cuando se dieron la vuelta para averiguar por qué, vieron que Robin Williams estaba detrás de ellos haciendo muecas a su bebé.

-kavabuggy

13. Andaba en bicicleta con su gran sonrisa

Un amigo mío iba en bicicleta a lo largo de Blue Ridge Parkway en Carolina del Norte, y una persona se acercó a su lado en bicicleta y le preguntó cómo le iba. Mi amigo miró para ver quién le preguntó esto y era Robin Williams, quien venía junto con una gran sonrisa en su rostro. Intercambiaron palabras sobre el tiempo y Williams se bajó en la siguiente salida y le deseó un buen día.

-smileandfart

14. En las firmas de autógrafos no se iba hasta terminar con todos

Yo vivía en Lethbridge en Alberta, Canadá en ese momento, y supongo que él estaba en la ciudad filmando la película ‘RV’. Fui a la misma tienda de cómics todos los sábados para un torneo semanal y cuando entré, ¡me encontré con Robin Williams! Y cuando digo que me topé con él, lo digo literalmente: no estaba viendo a dónde iba y estaba a la mitad de disculparme antes de darme cuenta de quién era. Me dijo que no me preocupara y procedió a firmar los cómics, los recibos y los trozos de papel al azar de todos en la tienda de cómics. Antes de irse, compró cómics por valor de 100 dólares para su hijo.

-NuclearThane

15. Era un padre cariñoso y tenía los pies en la tierra

En los años 90, cuando tenía tres o cuatro años, mi madre y yo nos encontramos con Robin Williams en un acuario. Su hijo y yo estábamos mirando el mismo tanque y terminó charlando un poco con mi madre (solo cosas casuales sobre la paternidad, ni siquiera creo que ella reconociera su celebridad). Ella dijo que él era muy cálido y con los pies en la tierra, y que parecía un padre cariñoso y “normal” que pasaba tiempo con su hijo. La única parte del encuentro que recuerdo fue cuando mi madre me dijo que él era el Genio de ‘Aladdin’ una vez que se fue a ver otra exhibición con su hijo. ¡Me dejó alucinado! A pesar de que era demasiado joven para darme cuenta de nada de eso, todavía me hace feliz pensar que tuve una pequeña interacción con él.

-francie-pants94

16. Iluminaba cualquier habitación a la que entraba

Yo era un extra y trabajé con Robin en ‘Licencia para casarse’ y puedo confirmar que él era un espíritu verdaderamente hermoso, amable, cálido y amoroso. En verdad, era tan tan maravilloso. Él iluminaba absolutamente la habitación y te hacía sentir importante y guapo cuando realmente no tenía que hacerlo. ¡Nunca lo olvidaré!

-Bethany Glover

17. “¡No puede ser, es Robin Williams!”

Mi papá llevó a Robin Williams una vez y fue de último minuto. Mi papá ni siquiera sabía que lo llevaría hasta que se subió al auto, y luego mi papá dijo: ‘¡No puede ser!’. Y Robin Williams respondió diciendo ‘¡Sí puede ser!’. Mi papá le dijo ‘Hombre, mis hijos te adoran’ y Robin contestó ‘¡Diles a tus hijos que yo también los amo!’. Él realmente era una gran persona.

-Mariam Ibrahim

Esta publicación aparece primero en La Guia Del Varon


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista